07 febrero 2010

Turismo en Cusco:
Todos los huevos en una canasta

El concepto de diversificación es muy importante cuando se trata de reducir riesgos.

Resulta fácil  entender, que si pones todos tus huevos  en una sola canasta (entiéndase: tu dinero, capital, acciones, clientes, etc.) y esta se cae, perderás todo lo que tienes, lo cual no ocurre  si distribuyes tus huevos en 4 canastas, en el caso que se te cae una de ellas aún te quedan  los huevos de tus otras 3 canastas, vale decir el 75% de tu riqueza, clientes, acciones o cualquier otra cosa a la que quieras aplicar esta ley.

En el caso del turismo en Cusco pasó que nuestras autoridades nunca diversificaron el tema de la entrada a Machu Picchu; por lo que aproximadamente el 85% de los turistas que visitan Machu Picchu lo hacen por la ruta de Ollantaytambo vía tren, ruta que está a cargo de un monopolio súper rentable que después de muchos artificios legales llegaron a dar acceso a otra 2 nuevas compañias que podrían iniciar itinerarios a mediados de septiembre 2009 convirtiendosé entonces la ruta de tren más importante para el turismo nacional en un oligopolio. (más abajo haremos un análisis económico de esto). Adicionalmente una cosas más, haciendo un recuento al día de hoy, el 99% del tiempo desde la conseción de las fias ferreas fue un monopolio en donde hicieron de las suyas, recien desde fines de septiembre 2009 es un oligopolio, lo cual como veremos más abajo es casi igual en terminos del uso de su poder de mercado.

El 5% de visitantes entra por el Camino Inca (que tampoco está abierto todo el año y tiene una capacidad diaria pequeña, comparada con la ruta por tren) y el 10% entra por la ruta Santa teresa, la cual siendo más barata también tiene como final el tramo hidroelectrica - aguas calientes por tren que también es operado por el oligopolio de trenes ya que por esta ruta los turistas solo pueden llegar hasta la hidroeléctrica en carro y luego tomar un tren ($5), el cual no tiene más que 2 frecuencias diarias y en horas que no te permitirán visitar Machu Picchu de la misma forma, ya que son itinerarios que no coinciden con un tour de un solo día (que es el que más turistas compran).

Existen otros turistas, que por el tema de los horarios de trenes, prefieren caminar 3 horas por la línea del tren desde la hidroeléctrica hasta Machu Picchu pueblo, obviamente esta organización de las rutas está diseñada por la empresa de trenes que maneja esta ruta no dañe los ingresos de su ruta principal por Ollantaytambo, donde sí exageran con los precios. Esta ruta si tiene un horario coincidente con una visita de un solo día y por lo tanto la mayoría tiene que "acatar" los altos precios impuestos.

El 40% del total de turistas aproximadamente, hacen un city tour, otros visitan también el Valle Sagrado de los Incas y otros destinos del Perú como algo secundario a conocer Machu Picchu. Recordemos que el 85% de los turistas que llegan a Cusco lo hacen con el objetivo de visitar nuestra maravilla.

Las estadisticas indican que la mayoria de turistas vienen a Perú por ver Machu Picchu y secundariamente visitan otros lugares y tambien realizan otras actividades. Los números nos muestran la importancia que tiene este atractivo en la industria turística. La alarmante situación actual debido a que  Machu Picchu no está disponible para visitar, está trayendo consigo muchas cancelaciones de reservas. A los turistas no les interesa venir a Perú si no pueden ver la maravilla, aún existiendo otros atractivos secundarios en Cusco y todo el Perú.

Tampoco es saludable creer que la actual crisis del turismo en Perú, se da porque la demanda turística esté concentrada en Machu Picchu, ésta más bien es la razón de ser de nuestra maravilla, que es "atraer" a tanto turista como sea posible a nuestra región o país y que de repente ellos aprovechen  su visita para ver otros atractivos  regionales  o nacionales. Es mejor pensar que la crisis se da, porque Cusco solo tiene prácticamente una sola entrada a Machu Picchu. Machu Picchu no está destrozado ni desapareció, solo que no hay otra forma de llegar que no sea por tren. Un problema estructural de la industria que ahora estamos afrontando todos los empresarios y trabajadores del sector turismo cusqueño con lamentables resultados causados debido a la falta de visión y previsión de nuestras autoridades que metieron todos nuestros huevos en una sola canasta.

Uno de los peores errores que tuvieron nuestras autoridades, fue no considerar necesarias otras vías de acceso a Machu Picchu, por lo que ahora el Perú está pagando la factura, en especial Cusco, para el cual el turismo es su actividad principal.

La situación se torna grave, hoteles y restaurantes cerrando, despidos, baja de precios de otros hoteles a la mitad (ejm Casa Andina para febrero entre otros), los cusqueños desesperados con campañas para  atraer turistas que a mi parecer no podrán igualar ni siquiera el 10% de lo que Machu Picchu por sí mismo atrae (la caída en las ventas del boleto turístico es del 90% fuente: Cosituc). Lo que está pasando es grave y nunca hemos tenido una crisis de esta magnitud. Ni la crisis financiera mundial, ni la gripe aviar o H1N1, ni el terremoto de Ica, ni cualquier otro motivo se asemeja a lo que ahora está sucediendo.Ya casi no se ven turistas caminando en nuestra plaza de armas, no se ven buses llevándolos a sus tours, cosa que hasta en la temporada baja se veía. Es una crisis sin precedentes.

El turismo es una actividad económica transversal de cuyo funcionamiento muchísima gente recibe ingresos ya sea de forma directa como indirecta, la caída del turismo por falta de un acceso alternativo a la maravilla que es Machu Picchu impactará negativa y catastróficamente a una gran parte de la población nacional dedicada al turismo, pero en especial a las casi 250,000 personas que viven  en Cusco dedicadas a esta actividad (50% de las personas que viven en la ciudad del Cusco). 

Si hacemos una comparación de los dos sectores más importantes de la región que son el turismo y la minería, a pesar de que las dos generen una cantidad similar de aporte al PBI regional, aproximadamente 20% el turismo y 25% la minería, la segunda beneficia solo a un grupo pequeño de personas, de repente solo a unos 10,000 trabajadores de las mineras más uno que otro proveedor local, a diferencia del turismo del cual 250,000 personas reciben ingresos. Gracias a esta crisis, hasta los taxistas venderán menos, lo mismo que la gente de los mercados de abastos, considerando que los restaurantes y hoteles comprarán mucho menos, por tanto los campesinos también venderán menos, las artesanías y joyerías también se verán muy afectadas, ni se diga de servicios directos del turismo como hoteles, restaurantes y transporte terrestre. Estos ejemplos son para que se entienda la importancia del turismo dentro de la economía regional y nacional ya que muchos proveedores de servicios en el Cusco son de otros departamentos como Lima, Arequipa, Puno, etc.

Si hablamos de la cadena de valor del turismo de Cusco, que empieza desde su llegada en avión a la ciudad, pasando por agentes de viajes mayoristas, minoristas, tour operadores, hoteles, transporte terrestre y vía férrea y terminando cuando se llega a Machu Picchu, podremos ver fácilmente donde están los problemas estructurales de la industria relacionados con la competencia y donde la situación es beneficiosa para los turistas clientes.


Un poco de análisis lógico y entendiendo la ley de la oferta y demanda nos dirá la verdad sobre la estructura de nuestra industria, casi la mayoría de empresas como hoteles, agencias, transporte terrestre, guías, etc. tienen una competencia gigante haciendo que se compita básicamente en precio y esto beneficia bastante a los turistas. Otros negocios como el negocio de los trenes que fue monopólico desde su conseción y ahora es oligopólico desde hace unos meses, es excelente en términos de rendimiento ya que casi no hay competencia y por lo tanto disfrutan de un poder de mercado el cual aprovechan a su favor y en detrimento del bolsillo de los turistas que son sus clientes. Los operadores de estos servicios no escatiman en hacer de las suyas para evitar que otras rutas alternas se abran, rutas que de todas formas serían muchísimo más económicas para los turistas que actualmente tienen que pagar los caprichos de su monopolio.

A continuación paso a entregar una información que me fue enviada en un correo que se esta pasando en el Cusco y a razón de este correo es que decidí hacer este articulo y entrar a comentar acerca de otras cosas adicionales para entender mejor la problemática estructural de la industria turística en Cusco. Click para ver el correo con la noticia.

fuente: Informe del instituto de transporte de la UNAC

El incremento de precios corresponde solamente a una respuesta enmarcada en la ley de oferta y demanda. A mayor demanda, mayor precio. El incremento promedio anual de la demanda según un estudio hecho por Andean Railways es de 11.3% anual. Paso de 692 mil pasajeros en el 2006 a 799 mil pasajeros en el 2007 lo cual significa un 15.2% en el 2007, no tenemos datos más recientes, pero creo que el punto queda claro.

Además de esto, el monopolio, no incrementa la cantidad de vagones en su servicio Backpacker (el más barato) para que los pasajeros que no puedan comprar tickets de este servicio tengan que comprar obligatoriamente el Vistadome o Hiram Bingham. El servicio Hiram Bingham es un servicio de volumen muy pequeño pero precio alto que es solamente para mostrar que tienen una línea amplia de servicios, este último no es su negocio principal. Hagan una prueba, calculen cantidad de asientos por vagón por precio y verán todo lo que ellos ganan y en ausencia casi total de competencia que es el factor que mientras más crece más se beneficiarán los consumidores.

Cabe resaltar que esta demostración de su poder de mercado con los precios no es el único abuso, ellos no permitían el ingreso de las nuevas empresas de trenes, ahora y después de muchísimos años de lucha legal ya existen 3 operadores de trenes, pero a mi modo de ver esto tampoco cambiará mucho este panorama dominado por el poder de mercado del que gozan. Como me dijo un muy estimado colega de la Cámara de Comercio del Cusco, es casi lo mismo pasar de un monopolio a un oligopolio con tres empresas. Esto es la pura verdad. En Oligopolios existen altas posibilidades de colusión (o concertación) por ejemplo con el tema de los precios (si tu no bajas yo no bajo, o explícitamente quedar en subir conjuntamente los precios, concertar rutas, etc.). Además de esto, se opusieron conjuntamente con otros operadores turísticos del pueblo de Machu Picchu a que se haga el puente Carrilluchayoc (en la vía Santa Teresa) puente que ahora es la salvación temporal a esta crisis del sector. Se oponen a que haya una carretera por Santa Teresa, se oponen a que entren los helicópteros entre muchas otras cosas más. Creo que ya está demás decir cual es el propósito de estos movimientos legales o "no legales".

Pero amigos, no hay mal que por bien no venga. Me llegó otra comunicación, gracias a este desastre la recuperación de la carretera por Santa María - Santa Teresa - Hidroeléctrica, es ahora prioridad del ministerio de Transportes y Comunicaciones y fue declarada de interés nacional. Actualmente maquinaria pesada de la empresa Graña y Montero está trabajando para liberar este acceso. Ojalá  y estos esfuerzos no acaben  el día que el monopolio arregle su vía férrea y volvamos a lo mismo. Ojalá sea ya la punta de lanza para darnos cuenta que está mal que solo tengamos un acceso a Machu Picchu y se haga algo al respecto.

No sé hasta que punto el trabajo en la carretera Santa María permitirá que los turistas empiecen a ingresar a Machu Picchu por esta ruta, ya que como sabemos también depende de que el monopolio ponga más frecuencias de Hidroeléctrica a Machu Picchu Pueblo y sin cobrar precios exagerados. (Cosa que el monopolio aprovechará para lucirse ofreciendo nuevos itinerarios para esta nueva ruta y así demostrarán que les importa formar parte de la solución aunque en realidad no sea beneficioso para su empresa). Mientras tanto también se habla de un puente aéreo vía helicóptero que seguro cuando se recomponga la línea férrea también dirán que es ambientalmente peligroso y que la vibración de los motores puede dañar las estructuras de la Machu Picchu (en realidad lo que pueden malograr son sus ingresos). Lo que sí es verdad es que las locomotoras de esos trenes viejos que tienen, contaminan el medio ambiente, pero ya nadie dice nada porque se nos hizo costumbre y se nos olvidó. Además que las autoridades medio ambientales parece que no regulan y controlan las emisiones de estos trenes. 

Además de la ruta Ollantaytambo - Machu Picchu manejada por el oligopolio, el Camino Inca y la ruta por Santa Teresa, nuestra Cámara Regional de Turismo del Cusco Cartuc, propone hasta 8 vías alternativas que deberíamos desarrollar y de manera "sostenible", por lo menos poco a poco a manera de diversificar y a manera de hacer un uso sostenible de nuestra maravilla. Obviamente habrá retos que resolver presentados por parte del monopolio, pero es ahora o nunca que podemos hacer que funcionen las cosas. Para ver otras rutas alternativas lean este artículo en especial la parte de las rutas.

Recapacitemos, apoyemos el desarrollo de todos los empresarios del sector, no solamente el de 3 empresas que transfieren todas sus utilidades al extranjero. Démonos cuenta que si el acceso a Machu Picchu no estuviera en manos de un monopolio (oligopolio) tan perverso, de repente ya tendríamos otras carreteras o vías de entrada, otros caminos alternativos, desarrollo sostenible, etc. No Hubiese existido un problema tan grave como el de ahora ya que los turistas hubieran podido seguir entrando (osea la economía no se caería tanto) y por otro lado no habría que hacer evacuaciones porque simplemente los turistas tomarían una salida alternativa. Tampoco habría problemas de escases en Machu Picchu pueblo ni suba de precios de los alimentos, alojamientos, etc. Todos estos problemas secundarios, pero también graves se dan debido a que  Machu Picchu está "casi" monopolizado, con sus empresas de trenes, buses, hoteles, etc y rechazan que se desarrollen nuevos accesos alternativos los cuales les disminuirian las ventas.

Si no hacemos algo para impulsar las rutas alternativas ahora, de repente nunca tendremos la oportunidad y el Momentum para hacerlo, total acá lo más importante parece que fuera el beneficio de los monopolios y oligopolios antes que el beneficio de los empresarios locales.

Además de arreglar este tema, también será necesario como quien dice de pasadita arreglar el tema del otro monopolio el cual controla el servicio de buses de subida a las ruinas que cobran verdaderamente unas tarifas exageradas e incoherentes. Nuevamente en este caso unos cuantos se hacen ricos a costa de toda la industria. Hay muchos intereses de por medio que harán difícil que esta situación se pueda cambiar. Esperemos un poco de mano dura de parte de las autoridades para cambiar la situación. Para leer más a cerca de los monopolios que dominan la industria del turismo en el Cusco click acá.

De lo expuesto líneas arriba, podemos concluir que únicamente el tiempo y las acertadas decisiones que puedan adoptar nuestras autoridades, quienes cuentan con los recursos monetarios necesarios  para desarrollar estas rutas alternas y que son proyectos de interés nacional, evitando que las cosas sigan manejándose como hasta ahora en detrimento del beneficio y supervivencia de los empresarios honestos.

Carlo Fabrizzio Garmendia Wilson
Empresario del sector turismo
Director de turismo para la Cámara de Comercio del Cusco
http://www.consultora-cusco.com/

Fotos de nuestra única canasta de huevos en la industria de turismo nacional, la vía férrea Ollantaytambo - Machu Picchu.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario